Mis dos amigas de Antofagasta me lamieron la pichula

Mientras una me besaba, mi otra amiga solo se dedicaba a lamerme el pene como un chupete de fresa. Tuve que esforzarme para satisfacerlas a ambas Creo que al final se quedaron enojadas porque no salió todo el jugo que ellas decían que querían. Solo una de ellas tenía los labios algo pegajosos, pero se nota que se quedó con ganas de más. Claro que pude reinvindicarme después, cuando nos citamos en el dormitorio de la más puta y ahí sí pude darles de alma a las dos hasta dejarlas completamente satisfechas tras varios orgasmos y penetraciones vaginales, orales y anales, a su completo placer.

Vídeos porno relacionados