Cogiendo abuela de mi amigo en motel barato de Arica

Mi mejor amigo me pagó para que le meta la pichula a su abuela. Pensé que la anciana se desarmaría cuando le metiera mi pichula y tendría que llevarla a emergencia, pero la veterana resistió muy bien la cogida y hasta puedo decir que la pasé bien pues ella no era una beldad pero compensaba con experiencia su falta de juventud. Su boca succionó ávidamente la punta de mi verga y su vagina se mantenía jugosa a pesar de tantos años de abstinencia forzada desde que quedó viuda de su tercer marido. Definitivamente le faltaba verga y yo la satisfice sin mucho miramiento a sus años.

Vídeos porno relacionados