Cogiendo con la hermana de mi amigo en Maule

Lo primero que ella me pidió era que su hermano nunca enterase de lo nuestro. Se lo juré en sangre mientras me sacaba la ropa y le mostraba mi falo erecto. Claro que yo no quería perder la amistad con su hermano pero tampoco iba a priorizar eso sobre meterle la verga. En la cama ella demostró que era toda una zorrita, lo cual yo siempre sospeché al verla con esa carita de aparente inocencia pero que escondía una mente perversa siempre dispuesta a tocar temas sexuales por el menor motivo y hacer bromas de doble sentido inclusive en frente de los mayores.

Vídeos porno relacionados