En el fondo del salón me manosearon entre varios

Todo empezó cuando iba sentada atrás en el bus con mis amigos del instituto; ellos decidieron que yo fuera la única chica que se sentara atrás: no sé la razón, pero era divertido estar con ellos, más que todo por la envidia de mis compañeras del salón. Lo que sucede es que soy la más bonita del salón y, para rematar, tengo el mejor culo de todo el grupo. Eso lo saben tanto ellas como ellos y yo no tengo inconveniente en que me lo digan al oído mientras me lo tocan o estrujan sin disimulo. Me gusta que lo hagan.

Vídeos porno relacionados