La conocí y la llevé al catre sin mucho esfuerzo

Al filo del catre, la abrí de piernas y la penetré con mucha violencia pues el alcohol me había cortado todas las inhibiciones. Ella me pedía que se lo meta más al fondo y que no saque mi verga. Me hizo esforzarme por un buen rato para satisfacerla en sus ansias de una verga enorme que la deje completamente llena. Ese tipo de mujeres son mis preferidas pues no son fáciles de satisfacer pero son más ardientes en la cama y por eso vale la pena todo el esfuerzo pues seré recompensado con un polvo inolvidable. A diferencia de coger con mi esposa.

Vídeos porno relacionados