Le compré un babydoll rojo para que lo luzca

Mi esposa finalmente aceptó participar en un gangbang con unos amigos de confianza con los que ya había organizado reuniones similares antes. En realidad nuestro objetivo como grupo es cogernos entre todos a nuestras esposas. Pero me estoy desviando del tema. Tuve que rogarle durante meses para que ella acepté ser follada por varios de mis amigos. Le compré un babydoll muy sexy de color rojo expresamente para la ocasión. Ella se involucró completamente con la situación y lo disfrutó a máximo pues su vagina estaba muy húmeda y su boca no se cansó de mamar cualquier verga que se le pusiera en frente.

Vídeos porno relacionados