Le metí un plátano por golfa y luego lo comió

Por como gemía parecía que era su primera vez: ella gemía mucho, pero en voz baja, yo también estaba excitado, y por eso comencé a follármela con más fuerza para que me recuerde como el primer hombre que se la cachó de verdad. Ella no quería que le dé por atrás, pero la amenacé que si no lo hacía iba contar otros lo que había pasado entre nosotros. Se volvió tan sumisa mi prima que hasta ahora cuando estoy arrecho la llamo para meternos unos polvos. En eso agarro otro plátano y se lo meto a la fuerza en la vagina: todo eso me excito tanto que comencé a comer la fruta mientras me la cachaba. El final embarré le plátano e hice que se lo coma.

Vídeos porno relacionados