Masticando mi semen se quedó esa hembra de Tocopilla

Esa hembra no discrimina a la hora de meterse una verga a la boca. Se ha tragado el semen de todos sus amigos y yo no fui la excepción. Lo que más llamó mi atención fue que no solo se lo tragó sino que se quedó masticando un rato, como si fuera algo sólido. Parecía una rumiante que se deleitaba con mis efluvios y no dejaba de pedírmelo a todas horas. Yo me esforzaba por satisfacerla en cada oportunidad que se presentase porque nuestros tiempos y agendas muchas veces no coinciden. Hay que darse maña para reunirnos y ella pueda gozar de mi cuota de semen.

Vídeos porno relacionados