Me monté a mi amigo de Ovalle para gozarlo

Mi amigo prefiere tomar el control de la situación cuando tenemos relaciones, pero ese día yo quería tener el dominio sobre él. Quise subirme encima de él, pero no me dejo diciendo que tenía que ser una perra sumisa que solo gemía. Entonces yo me la pasé gimiendo como gatita cada vez que me culeaba agarrándome el cabello. Su largo pene me penetraba con fuerza, lo hizo durante un largo rato. Hasta que sentí lo inevitable. Cuando eyaculó, su verga estuvo palpitando por un largo rato. Pude disfrutar de una cascada de semen que parecía no tener fin. Duró mucho, mucho tiempo.

Vídeos porno relacionados