Mi arrendataria no tiene como pagar

Siempre le quise decir a mi arrendataria una morena con gran culo y tetas que tuviéramos sexo, no sabía cómo decirle hasta que ella me dijo que no tenía como pagarme la renta mensual.
Entonces me ofreció darme sexo en todas las poses a cambio del pago y no me quedó otra opción que aceptar. Esta rica morena tiene gran destreza y se traga todo lo que llega a su boca.
Me la encontré desnuda en el departamento. Primero empezamos en la cocina con sexo oral y después de un rato estaba muy caliente y terminé dándole por atrás muy fuerte.