No soy millonario pero tengo la verga grande

Muchos piensan que la plata atrae a las mujeres, y eso es cierto, pero también se puede tener muchas minas con poco dinero. Obviamente que hay que tener otros atributos, y en mi caso es tener una verga grande. Gigantesca si hay que creerle a algunas de las afortunadas que se han tragado mi pene en medio de gritos y gemidos. Me gusta dar por el culo, ver cómo se dilata el orificio posterior de la mujer y se debate entre el dolor y la lujuria conforme la voy abriendo más y más. Gracias a eso, soy inolvidable para la mayoría de las mujeres con las que me he acostado.

Vídeos porno relacionados