Vendedora de galletas recibe verga en sesión vespertina

Ella tocó a su puerta vestida muy sugerentemente ofreciendo galletas para recaudar dinero por una buena causa. Él le dijo que le compraría todo el paquete si accedía a entrar y conversar un poco. La charla fue subiendo de intensidad y acabaron en la cama donde él le metió la verga sin piedad y ella se dejó con toda naturalidad pues deseaba ser penetrada, le fascinaba el sexo rudo pues lo que más deseaba era un macho verdadero que la haga sentir mujer, dominándola y haciéndola gozar sin miramientos ni sensiblerías. Ella estaba harta de los blanditos y sensibles, deseaba a un verdadero semental y lo encontró.

Vídeos porno relacionados