Vecina gringa de Temuco se traga toda mi verga

Cuando estoy excitado y quiero masturbarme, subo a mi techo y espero que mi vecina suba a tender su ropa. Esta gringa está en su punto; tiene un culazo parado y ancho, tiene piernas largas pero fuertes, y tiene una cara de puta con recorrido todo eso hace que se me pare la pichula y se note a través del pijama. Yo llevaba una semana sin verla y esperaba ansioso a que subiera: no lo haría desde mi escondite, sino lo haría donde ella pudiera verme: así fue. Pero esta vez no solo fue masturbación pues ella se me acercó y empezó a besarme. No quitamos la ropa y todo transcurrió de la manera más natural.

Vídeos porno relacionados