Viaje sexual con mi amiga piernona de Colbún

Viajé a Santiago con mi amiga piernona. Nuestra consigna era clara: follar en cualquier río que este a nuestro alcance. Cuando estuvimos por el lugar adecuado, ella estaba semidesnuda y sobándose la concha con sus gruesas manos. Yo la tumbé al rio y comenzamos a follar: sus nalgas rebotaban con mis testículos, mientras que ella gritaba llamando a sus padres como signo de placer extremo. Para acabar pude sacarme la leche y mezclarla con el agua del río y así dársela bendecida por esta tierra de mujeres ardientes, buena comida y bonitos lugares para tener sexo. Ella quedo satisfecha y quedamos que regresaríamos el otro año para hacerlo en otro lugar que se nos ocurra.

Vídeos porno relacionados