Vino a estudiar y me la cogí sobre la silla

Somos amigos desde el primer día en la facultad cuando me preguntó dónde quedaba la clase de Matemáticas y como yo también estaba con ese curso pues nos sentamos juntos. Con esa figura espectacular casi todos los machos del salón la asediaban pero ella me prefería a mí por ser todo un caballero. Y como buen varón me gustaba meterle la verga cada vez que venía a mi cuarto a repasar la lección. Sus tetas eran realmente impresionantes y me gustaba lamerlas por un buen rato para ponerla caliente antes de seguir con los estudios. Hacerla llegar era todo un espectáculo privado para mis ojos.

Vídeos porno relacionados